Foro Cristiano Evangélico
 
ÍndiceRegistrarseConectarseCalendarioFAQBuscar
JESUS MURIÓ POR TI EN LA CRUZ DEL CALVARIO, EL CARGÓ SOBRE SI TUS PECADOS Y LOS MIOS, PAGANDO ASI LA DEUDA KE TENIAMOS CON DIOS. SI LE PIDES PERDÓN POR TUS PECADOS Y LO ACEPTAS EN TU CORAZÓN COMO SEÑOR Y SALVADOR, TENDRÁS VIDA ETERNA JUNTO A ÉL, Y TU ALMA NO SE PERDERÁ EN EL INFIERNO. DIOS TE BENDIGA.
DOY AVISO DE KE LAS FUNCIONES MULTIMEDIA DEL FORO (CINE - RADIO - MÚSICA) NO SON AUTOMATICAS, PARA KE CADA UNO OIGA O VEA LO KE MAS LE AGRADE, SOLO DEBEN DAR PLAY ...Y LISTO; Y DETENERLA CUANDO DESEEN
Buscar
 
 

Resultados por:
 
Rechercher Búsqueda avanzada
Acepta a Jesús
Últimos temas
» Armando Flores - Proyecto JES Alabanza y adoracion en estudio
Vie Mayo 06, 2016 10:16 am por gallego

» Video Impactante y Emocionante de la Resurreccion de Cristo!!
Vie Mar 11, 2016 4:52 pm por comovivirporfe

» ANTICRISTO, MARITRIO, RAPTO Y MILENIO - PARET I Y II ( IMPERDIBLE !!! )
Miér Mar 02, 2016 7:45 am por sansun

» El TABERNÁCULO: Un Retrato Detallado de Jesucristo (I Y II)
Sáb Oct 31, 2015 3:52 pm por jeanz26

» MAS ALLA DE LOS SUEÑOS
Dom Oct 11, 2015 8:34 pm por Norby-Admin

» Hno. Juan Barbas de Asturias " No te dejare hasta que no me bendigas"
Mar Oct 06, 2015 12:52 am por jorgec7090

» Hnos. Rober y Carmen
Sáb Sep 26, 2015 2:39 pm por hilario 42

» Nuevo cd Blest 2010 “Amor, más que 4 letras”
Lun Mar 23, 2015 9:45 am por hilario41

» salamanca la roca de mi salvacion
Lun Mar 23, 2015 9:40 am por hilario41

» EL HOLOCAUSTO NAZI ( I-II-III Y IV ) IMPRECIONANTE DOCUMENTAL DE HISTORY CHANNEL
Jue Mar 19, 2015 12:23 am por yasopa

» ESTUDIO BÍBLICO PARA MATRIMONIOS 4 Cd's " NUEVOS LINKS ! "
Vie Ene 16, 2015 1:57 am por jorgec7090

» Lucrecia Duran "Una vez mas cd 2010".
Jue Ene 08, 2015 11:08 pm por adrianfrank1

» EL UNICO CAMINO INFALIBLE PARA RECIBIR EL ESPIRITU SANTO
Miér Ene 07, 2015 7:51 pm por smith1428

» Biki carbonell
Dom Dic 14, 2014 10:42 am por sebio

» ESPERARÉ POR TI ( NOVIAZGO CRISTIANO ) - NUEVA !!!!
Miér Ago 06, 2014 10:49 pm por jorgec7090

» Hno. Paquito de Valladolid " Las normas de la casa"
Miér Ago 06, 2014 1:09 am por jorgec7090

» hermano juanito, y raquel
Lun Dic 23, 2013 5:43 pm por gallego

» Adobe Photoshop Lightroom CS4 extendido
Miér Dic 11, 2013 7:17 am por Josue.y.Saray

» DESCARGA WINDOWS 8.1 PRO FINAL + ACTIVADOR PERMANENTE
Lun Nov 11, 2013 2:03 am por Norby-Admin

» PARCHAR WINDOWS 8, MODIFICAR Y EDITAR LA SHELL 32 EN 4 SIMPLES PASOS !!!
Lun Nov 11, 2013 1:46 am por Norby-Admin

Lee la Biblia online
Bendición Diaria
Películas y videos
Él pagó el precio !
Visitas Online
Clic en la imágen

Comparte | 
 

 comemos de dos maneras

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
may



Femenino
Mensajes : 333

MensajeTema: comemos de dos maneras   Dom Jul 25, 2010 6:20 pm

EN LA SIEMBRA Y EN LA COSECHA
Lectura bíblica: Dt. 12:5-9, 17-18; 14:22-23; 15:19-21; 16:9-10, 13-17
Agradecemos al Señor porque ahora estamos aprendiendo a comerle. Sin embargo, según lo revelado en Deuteronomio, hay muchos aspectos específicos relacionados con comer, beber y disfrutar al Señor. Por un lado, el Señor es el pan de vida, y nosotros sencillamente debemos comerle; por otro, según Deuteronomio 12, 14 y 15, el Señor Jesús, a quien comemos, es el producto de nuestra labor; El es producido de lo que sembramos en la tierra y del ganado y las ovejas que criamos. Por lo tanto, según Deuteronomio, el deleite que tenemos de las riquezas del Señor es el resultado de lo que laboramos en El.
Puedo describir con más detalles el tipo de comer. Por ejemplo, si uno lee la Biblia, invoca el nombre del Señor y ora-lee la Palabra, puede disfrutar al Señor ahora mismo. No obstante, ésta es sólo la etapa inicial; no es el deleite que se tiene al recoger toda la cosecha, porque carece de nuestra labor. Podemos disfrutar al Señor simplemente abriéndonos a El, utilizando nuestro espíritu al invocar Su nombre y orando-leyendo Su Palabra. El deleite que tenemos al sembrar no es el mismo que tenemos al cosechar.
Muchos podemos dar testimonio de cuánto disfrutamos al Señor, pero casi todo gira en torno a aquel comer que experimentamos al sembrar. Necesitamos llegar al nivel de comer al recoger la cosecha. La siembra inicial es relativamente fácil, pero recoger la cosecha al final, no es tan fácil. Después de sembrar las semillas, no sabemos con certeza si obtendremos una cosecha. Hasta ese momento, lo que comemos del Señor se halla en la etapa inicial, la etapa de la siembra.
Debo dejar bien en claro que nosotros no debemos detenernos en el deleite que experimentamos al sembrar, sino que debemos avanzar al deleite que tenemos al cosechar. Cuando sembramos, lo único que hacemos es depositar la semilla en la tierra. En lo sucesivo, debemos velar por que brote, crezca y lleve fruto. Solamente entonces tenemos el deleite de la cosecha. Al disfrutar en sembrar, recibimos algo del Señor en nuestro interior. Cuando invocamos al Señor y oramos-leemos Su Palabra, recibimos una porción del Señor como una semilla en nosotros. Esto puede producir una cosecha si estamos dispuestos a permitir que la semilla crezca. Si lo hacemos, habrá una cosecha, si no, no habrá cosecha alguna.
DEBEMOS LABORAR PARA OBTENER UNA BUENA COSECHA
Según lo que he observado, el deleite que los hermanos y las hermanas tienen es mayormente el deleite de sembrar. Muchas de las semillas sembradas en nosotros no producen mucho resultado. ¿A qué se debe esto? A que después de comer, beber y disfrutar al Señor, no le permitimos crecer ni madurar ni llevar fruto en nosotros.
Supongamos que digo: “Oh, Señor Jesús”. Creo que invocar al Señor tiene efectos evidentes en nosotros, ya que no podemos invocar al Señor sin que esto traiga repercusiones. Cuando le invocamos, El viene a nosotros. Por un lado, El viene a reconfortarnos y, por otro, tal vez venga a incomodarnos. Si un esposo invoca al Señor, es posible que el Señor le toque el corazón y le diga: “¿Te diste cuenta de que ofendiste a tu esposa?” El esposo dice: “Señor, límpiame con Tu sangre preciosa”. Pero el Señor añade: “En verdad la sangre te puede limpiar, pero no puede confesar tus pecados por ti. Ve y confiésale esto a tu esposa”. ¿Qué debe hacer este esposo? Algunos hermanos pueden endurecer su corazón y no obedecer. Si se rehúsan a cambiar de actitud, es posible que el Señor los abandone. Si nos hallamos en esa situación y tratamos de invocar al Señor, no obtendremos el mismo resultado que antes. El Señor Jesús conoce nuestra situación. Así que, cuando le invoquemos de nuevo, El no actuará. Todos hemos tenido experiencias de esta índole. Anteriormente el Señor venía cuando le invocábamos diciendo: “Oh, Señor”, pero ya no viene. Cuanto más le invocamos, menos resultados obtenemos y más desanimados nos hallamos. Es posible que empecemos a preguntarnos si la práctica de invocar al Señor en verdad trae resultados y lleguemos a dejar de invocar. ¿No es esto lamentable? Solamente sembramos la semilla en la tierra, pero no la dejamos crecer hasta culminar en una cosecha. Con el tiempo, el deleite que teníamos de la semilla también se esfumará.
Leemos en Isaías 55:10: “Da semilla al que siembra, y pan al que come”. Yo siembro la semilla en la tierra, y produce treinta granos; entonces consumo quince, y me quedan quince para sembrar el año siguiente. ¿Cuál es nuestra situación? La semilla que sembramos se nos acabó porque no se reprodujo. Así que, nos quedamos sin semilla. ¿Por qué se nos acaba la semilla? Porque no la dejamos crecer.
Cuando invocamos al Señor y El nos indica que ofendimos a nuestra esposa, si confesamos de inmediato nuestro agravio ante el Señor y ante nuestra esposa, reconocemos que cometimos una falta y pedimos perdón, entonces la semilla crece con rapidez. Cuando volvemos a invocar al Señor, el sabor será completamente nuevo. Aún así, el Señor sigue incomodándonos. Cuando le invocamos de nuevo, El viene y nos muestra que nuestro cabello no tiene un corte decoroso y que debemos cortarlo como es debido. Si le obedecemos al instante y vamos a cortarnos el cabello, tendremos mucho gozo. Cuando esto sucede, el resultado es sorprendente. Nuestro ser viene a ser un campo, un huerto enorme del cual se obtendrá una abundante cosecha todos los días. Esto cumple en verdad lo dicho por Isaías, de dar semilla al que siembra y pan al que come. Quisiera que nos examinemos y nos preguntemos si como sembradores tenemos semilla y si como comensales tenemos pan. Es posible que sólo tengamos medio plato de arroz, que no alcanza ni para una persona. Si uno no puede alimentarse a sí mismo debidamente, ¿cómo espera alimentar a otros? ¿A qué se debe esta escasez? A que sembramos las semillas, pero no laboramos para que crezcan.
Cuando un agricultor labra la tierra, tiene que quitar las piedras, arrancar la maleza, regar el plantío, añadir abono al suelo y, en ocasiones, aplicar pesticidas. ¿Qué hacemos nosotros? Comer al Señor orando-leyendo Su palabra, lo cual está bien, pero si no quitamos las piedras ni arrancamos la maleza ni regamos la tierra ni la abonamos ni aplicamos pesticidas, al final será como si no hubiésemos sembrado nada. Si no sembramos la semilla, la podemos retener, pero si la sembramos, la perdemos. Algunas personas se reservan una pequeña porción del Señor, pero después de ganar de El al orar-leer la Palabra, no obedecen puesto que no laboran; de este modo, pierden la presencia del Señor, y El se aleja de ellos.
Tomado de: “Comer al Señor” Witness Lee
Aguas refrescantes 30 de junio
Si hay alguna consolación en Cristo, si algún con¬suelo de amor... si algún afecto entrañable, si alguna misericordia. Filipenses 2: 1.
¡Qué apropiadas aparecen en este contexto las palabras "en Cristo"! Supongamos que Pablo hubiera exhortado a sus hermanos en Filipo a ser unidos en amor, en afecto entrañable y en misericordia. Ellos hubieran respondido que todo esto sería muy deseable pero que ellos jamás lo podrían lograr. Cada uno de ellos tenía sus metas, ideales
e intereses. ¿Cómo se podría esperar que renunciaran a los mismos y que fueran así unidos?
Sin embargo, Pablo comenzó subrayando el poder que hay en Cristo. Fuera de El, por supuesto serían derrotados, pero como estaban en Cristo podían extraer con libertad de sus recursos. Si no hubiera en El consuelo de amor, afecto entrañable y misericordia, estas virtudes serían imposibles de hallar en los suyos. No obstante, en Cristo sí se encuentran y El es para todos los suyos la fuente de nutrición espiritual para la vida que se derrama en su servicio.
Volver arriba Ir abajo
 
comemos de dos maneras
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» 69 maneras diferentes para dejar a un Virgo (y a cualquier hombre)
» PRESENTACIÓN MANERAS PARA INVOLUCRAR A LOS NIÑOS EN EL MINISTERIO DE LA IGLESIA
» Relajación mental: 7 maneras diferentes de meditar
» 30 maneras de representar la intimidad
» 10 MANERAS DE CONSENTIR A SU NOVIA O ESPOSA

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
FORO CRISTIANO ADONAI :: REFLEXIONES Y DEVOCIONALES-
Cambiar a: